Bitácora de viaje- Roma

IMG_0891

Roma es excesiva. A donde quiera que mires verás mucho de todo, montones de gente, motos, iglesias, plazas, fuentes, zonas arqueológicas de diferentes estilos y épocas, montones de  inmigrantes atendiendo los restaurantes, vendiéndote souvenirs y hablándote en todos los idiomas para que les compres alguno de los sobrevalorados servicios de Roma; porque hay que decirlo Roma es cara, la comida es más bien mediocre (¡sí, incluso la pizza! ¡oh decepción!)  y los timos están la orden del día; los hay de todos los giros y tamaños, para todo tipo de presupuesto. Así que no te preocupes, en este sentido Roma no discrimina y no importa que tan poco o mucho dinero tengas de todas formas se ocupará de meter la mano en tus bolsillos… Lo que sí es que ya sea que te armes  uno de los (sobrevalorados) pases de visitantes o decidas simplemente caminar por sus calles Roma te mantendrá ocupado del amanecer hasta que la oscuridad pinte sus calles.

DSC_0808

El centro de la ciudad es grande y puedes gastarte las suelas recorriendo la Plaza de la Repúblia o la de Popolo o la plaza Navona o las miles de plazas que la ciudad tiene cada dos o tres esquinas. Si lo tuyo son las iglesias fastuosas puedes darte un banquete sin necesidad de ir al Vaticano ( de eso hablaremos después). Una de mis favoritas fue la basílica de San Pablo a la que pocos turistas llegan de tal manera que realmente podrás disfrutar un poco de quietud (lo cual es casi imposible de conseguir en Roma) y simultáneamente ser impresionado por su fastuosidad interior. Por otro lado, si decides ir al Coliseo te voy a dar un consejo. Ve primero ala zona arqueológica adyacente, checa el Arco de Tito, el Palatino, el Templo de Saturno y todas las cosas maravillosas que ahí hay; luego con el mismo boleto podrás entrar al Coliseo sin tener que hacer su kilométrica fila. Toma en cuenta que solo podrás entrar en la parte subterránea de este antiguo escenario de los juegos romanos pagando un costo extra, para que veas que aquí se sigue jugando sin piedad y sin cuartel. Prepárate para caminar un montón, encontrarte hordas de gente en las calles, bares, transportes y monumentos y llévate una botella para recargar agua en las fuentes que hay por toda la ciudad, sí se puede beber y es una de las pocas cosas “gratis” que la ciudad va a darte así que ¡a beber y agradecer!

DSC_0599

Si de comer se trata tienes que tener unas cuantas cosas en cuenta. En Roma se cobra cubierto por sentarse a una mesa así que no lo olvides o las albóndigas pueden salirte más caras que el caldo. Lo más “barato” (porque nada es realmente barato) es comer pizza al taglio – es decir por rebanada- en las diferentes pizzerías que hay por todos lados; pero ojo, no esperes una delicia porque la mayoría de los lugares de este tipo ofrecen una pizza bastante promedio (lo cual en realidad es un eufemismo para mediocre…) . Un bar en Roma es un café así que si quieres tomarte un espresso ve a la barra, pídelo y bébetelo ahí (a menos de que quieras pagar por la mesa), eso te da permiso de usar el baño y no pagues más de 90 centavos por él, que es lo que cuesta, el resto son precios para turistas incautos. Finalmente, si lo tuyo es emborracharte, mejor quédate agarrar la fiesta en México porque aquí vas a tener que vender un riñón para pagarla … sin embargo puedes recurrir al ritual del aperitivo … vete a algún lugar que tenga este servicio, pide un trago, tu aperitivo y vete a la barra a servir del buffet  que ahí hay… sí cuantas veces quieras, aunque ya te hayas acabado la bebida. Aprovecha, porque la ciudad de todas formas en todo momento  y aunque no te des cuenta se estará aprovechando de ti…

DSC_0493

Ahora digamos que lo tuyo son los jardines  y el arte; junta estos dos placeres en la Villa Borghese, pero cuidado, los jardines son gratis pero la visita a su exclusiva colección sólo puede realizarse haciendo una reservación previa y generalmente tienen lleno total con un mes ( o más de anticipación).  Si no sabías esto y ya estás Roma sin forma de entrar, no llores, porque la verdad es que lo mejor de Roma no está en Roma misma sino en el Vaticano. Ahí podrás ver una de las colecciones de arte más impresionantes que puedes encontrar en la tierra ( y sí ya vi el Louvre, aunque eso es otra historia). La colección es tan vasta que un día no será suficiente y seguramente te quedarás con ganas de venir una y otra vez para realmente disfrutar de las maravillosas y excepcionales piezas de arte que cada una de sus salas alberga. Por si fuera poco es ahí donde está la Capilla Sixtina y sí es una locura; tanto que es muy probable que te de tortícolis y de todas formas termines agradeciendo hasta las lágrimas por lo que ven tus ojos. Sí, también está la basílica de San Pedro pero una vez más, alerta, porque son dos filas distintas, así  que prepárate para hacer filas por todo… pero sabe que  a diferencia de otros lugares, aquí vale la pena. La basílica es impresionante, pero una vez más ve cargado de paciencia porque las multitudes complotaran para atravesarse y salir en todas tus fotos. Este lugar también es libre de costo y yo recomendaría ir después de medio día ya que tanto los grupos de turistas como los inocentes van temprano en la mañana y está a re-ven-tar…

DSC_0864

Si quieren ver más de Roma y sus excesos visiten mi tumblr donde tengo hartas fotos para sus ojitos http://diosaloca.tumblr.com y si quieren comentarios espontáneos, recuerden que tengo twitter.com/diosaloca . Si quieren saber más de mi recorrido por este y otros países pueden ver el resto de los posts al respecto en la sección “De viaje” de mi blog .

Facebook Comments
Edmeé García, la Diosaloca
Written by Edmeé García, la Diosaloca

He trabajado como ghostwritter, traductora, locutora (107.9 FM) y productora del primer Slam Nacional MX para el Circuito Nacional Poetry Slam MX (2015- jun 2017). He creado múltiples sets de spoken word a lo largo de una década, algunos acompañados de loops vocales y sonoros. También he colaborado con diversos artistas como directores, actores y músicos. En 2011 junto con Iraida Noriega y Leika Mochán formé Frágil un proyecto que unió música y poesía. En 2014 circunnavegué el globo a través de 12 países. En 2016 representé a México en el Slam Internacional de la FLUPP (Fésta Literaria das Periferias) de Brasil, ganando el tercer puesto. En 2017 presenté Respira poesía, mi cuarto poemario spoken word. Actualmente tengo un dueto de spoken word y música experimental con Alda Arita y dirijo #DiosalocaMX y #SpokenWordMX

Leave a Reply