Entrevista a Ingrid Jensen

 

 

Tuve la oportunidad de entrevistar a Ingrid Jensen, una trompetista canadiense con una larga trayectoria ( acá su sitio por si quieren saber más: http://www.ingridjensen.com/) quien vino a México para presentar “Sketches of Spain con la Orquesta de Gil Cervantes en el  Centro Cultural Roberto Cantoral dentro de un ciclo de Alterna Jazz que buscaba mostrar “música sin categorías”.

En caso de que no hayan podido sintonizarla en su momento incluyo aquí el audio y la traducción al español.

Estarás tocando “Sketches of Spain” mañana y has tocado el trabajo de Gil Evans antes ¿esto tiene algún significado personal para ti?

Absolutamente. Soy una gran fan de Miles Davis, por supuesto, como cualquiera que tenga buen gusto y amo toda su música; no sólo su obra temprana y lo que hizo en medio, sino que también amo lo que hizo hacia el final. Creo que era un verdadero artista de su instrumento, que todos deberíamos respetar, así que yo lo hago por supuesto. Gil Evans y Miles, juntos eran una combinación muy importante en el  jazz porque ellos co-crearon muchos trabajos importantes como “Porgy and Bess”, “Sketches of Spain”, “Miles Ahead” y muchas otras cosas en las que  ni siquiera pensamos en las que tuvo una  participación de Gil Evans. Él estaba detrás de mucha de la música de Miles como líder, lo cual encuentro muy interesante. Así que amo todo lo que hicieron juntos y está el hecho de que Gil Evans era canadiense y yo también, así que incluso está esa pequeña conexión que me hace sentir deseos de explorar.

Antes tocaste “Porgy and Bess” en el Festival de Jazz de San Francisco bajo la dirección de María Schneider. ¿Cuál es la diferencia para ti entre tocar con una gran orquesta-como con la que tocarás mañana- y una alineación menos numerosa?

Esta música es muy específica, la orquestación es muy compleja y no es la misma alineación que con mi banda usual que normalmente tiene guitarra, piano u órgano. Así que el hecho de que toda la armonía viene de la orquesta, así como el bajo que pone las bases, hace que tenga que ponerme en una línea de pensamiento distinta para crear interacción, que es algo que creo es muy importante en la música.

Antes has mencionado que cuando tocas no piensas en ti como un músico de jazz o incluso como trompetista sino que es más sobre estar en el momento con los otros ejecutantes y pensar qué hacer con la música ¿Cómo haces para situarte en el momento?

Oh esa es la parte sencilla una vez que hemos ensayado, discutido algunas ideas y que la orquesta y yo hemos tenido un poco de comunicación así como con el director. Creo que lo que sucede en este tipo de situación-con una gran orquesta- es que todo lo que está hermosamente escrito, la orquestación y algunas aventuras que los haré emprender conmigo nos ayudarán a situarnos en el momento, en lugar de tratar de emular algo que ha sido hecho antes.

 ¿Y cuál es la parte difícil?

Espero poder comunicarme porque mis ojos no hablan español y quisiera poder hacerlo porque creo que sería mejor poder comunicarme así; pero estoy segura de que ellos hablan inglés y son muy brillantes y todos hablamos el lenguaje de la música. Así que quizá tome un poco de trabajo y  algo de experimentación. Espero que en el momento que toquemos no tratemos de interpretar la música como está en el disco, sino que lo hagamos como nosotros somos en el año 2013 con todas nuestras influencias.

 Y hablando del año 2013, como somos y como eres tú específicamente, antes mencionabas el trabajo tardío de Miles cuando pasó de lo acústico a lo eléctrico. Sé que  tú también has hecho algunas cosas eléctricas con la trompeta ¿cómo es esta exploración para ti?

Esa exploración es muy enriquecedora en muchas maneras porque siento como que soy una pequeña orquesta por mi misma. Cuando estoy con mi pequeño grupo puedo añadir loops y texturas que no son sobre el piano o los teclados, pero que podrían serlo; podrían haber sido escritas para el piano y luego hacerlas un loop que añade texturas con sonidos de  reverb y wah wahs, es algo más allá de la trompeta.

La trompeta es conocida como un instrumento físicamente demandante, pero tú hablas de ella como una herramienta para la expresión y exploración del sonido ¿esto sigue siendo así para ti?

¡Oh sí! Claro, todos los días  son una nueva aventura para encontrar nuevos colores y más honestidad en mi instrumento. Así que cuando es momento de tocar puedo olvidarme de quién soy y del instrumento que estoy tocando, volviéndome una suerte de canalizadora de ideas.

 Vi una entrevista en la que mencionabas que leer algo sobre psicocibernética te ayudó a pensar en lo que era posible o imposible en tu instrumento e ir más allá de ello como ejecutante.

Has hecho tu investigación, quiero que me entrevistes todo el tiempo (risas).

Es un placer entrevistarte, me preguntaba que estás leyendo ahora y si está influenciando tu trabajo.

Es interesante creo que el libro sobre psicocibernética deberían leerlo todos porque es sorprendente que fue escrito hace mucho tiempo, si tomamos como referencia el new age y nuestra forma de pensar sobre ello. Es una forma muy práctica de mantenerte positiva y no perder tiempo en, bueno tú sabes, cosas estúpidas…(risas) y cosas que son parte de nuestro condicionamiento como niños. No todos lo tienen, pero siempre hay restricciones que se nos dan y pienso que poder ir más allá de esas restricciones y encontrar nuevos caminos es la forma de hacer  las cosas. Así que el libro que estoy leyendo ahora , me está ayudando a lidiar con eso. se llama “Alone together” y fue escrito por una mujer que escribe de como toda esta tecnología hace difícil tener espacio para nosotros y para pensar, específicamente todos estos mensajes de texto y correos electrónicos. Yo tengo un pequeño de dos años así que estoy tan ocupada tratando de  cuidar de ella y hacer una carrera así que también siento que estoy siendo arrastrada por ese torbellino, tratando de contestar todos los mails o textos o el Facebook y nunca están terminados… es una temporada de locura.

 

Y hablando del torbellino de trabajo … también eres una educadora y has dado clínicas y clases alrededor del mundo. Así que me preguntaba qué es lo más importante que quisieras que ellos entendieran o aprendieran.

Como ellos pertenecen a esta joven generación de la tecnología y  creen que siempre tendrán pantallas y electrónicos cerca de ellos. Mi recomendación es que realmente encuentren un lugar para relajarse y enfocarse en una sola cosa a la vez; para que encuentren qué es lo que realmente están sintiendo y escuchando  de tal manera que puedan seguirlo y explorarlo. Claro la improvisación es maravillosa para eso.

 

 Cuando eras niña tenías algunos problemas de déficit de atención. Así que es muy interesante que hables mucho acerca de estar en el momento y enseñar esto a otros ¿cómo lograste entender eso para poder enseñarlo?

Sí, es interesante, nunca utilicé medicamentos ni nada. No hacían eso cuando yo estaba creciendo pero creo que si estuviera en el sistema escolar actual los maestros dirían algo así como “¡Oh! ¡ella es demasiado creativa!” o algo así. Mi madre me ayudó a canalizar toda mi energía en todo lo que hacía. Por ejemplo la equitación; tenía un caballo y eso me calmaba. Luego escuchaba música mientras montaba a caballo y escuchaba jazz, a Duke Ellington, Clark Terry y Freddie Hubbard. Después regresaba a casa y quería tocar la trompeta. Así que hacía eso y tocaba el piano y esto me ayudó a hacer lo que hago ahora que es tocar música como forma de vida.

Al principio cuando tomaste la trompeta y estabas luchando con el instrumento ¿alguna vez imaginaste que viajarías por el mundo tocándola?

¡Absolutamente no! De verdad, cuando la tomé por primera vez y empecé a tocar, pensé “oh esto va a ser muy difícil de disfrutar porque es muy incómodo” especialmente porque es un instrumento para diestros y yo soy zurda. Pero al pasar de los años aprendí a tomarla como mi maestro, porque me enseña  muchísimo más que simplemente a tocarla. Hago yoga y Tai Chi y diferentes disciplinas corporales que me ayudan a estar centrada. También realizo ejercicios respiratorios que me ayudan en todo lo que hago en mi vida. Así que  la trompeta se va volviendo cada vez más fácil conforme envejezco, ya que se vuelve cada vez más una extensión de mis ideas cotidianas.

 Así que hablas de tocar como una experiencia física así como mental e incluso inmaterial, quizá espiritual, así que me preguntaba cuánto se tiene que dominar del instrumento físicamente antes de entrar en este estado que mencionabas en el cual simplemente se uno se puede dejar ir.

Esa es una gran pregunta, porque en el jazz me parece que las personas no toman tanto en cuenta cómo aprender a tocar el instrumento de la manera en la que los músicos clásicos lo hacen. Estamos tan inmersos en nuestra armonía, teoría, habilidades y melodías que debemos aprender que aún siendo jóvenes  olvidamos que realmente debemos aprender como dominar instrumento.

Yo no aprendí a tocar la trompeta hasta que tuve veinte (años); sólo era un músico con una trompeta en sus manos y que podía improvisar bastante bien. Pero una vez que estudié apropiadamente y tuve algunos maestros que eran sólo maestros de trompeta, eso realmente me ayudó a liberar mis ideas mucho más. Así que aún estudio, trato de tocar la música clásica más difícil que encuentro y trato de tocarla lo mejor posible y mejorar mi técnica lo más que puedo.

Lo cual es curioso, porque estábamos hablando de Miles y él fue a Julliard y estudió trompeta clásica. Él estudió lo mismo que todos los que terminaban en las orquestas y lo tocaba tan bien como ellos

Correcto, así  que Miles es una figura muy significativa en tu vida.

Él es una fuente de inspiración. Nunca lo conocí personalmente pero tengo muchos amigos que estuvieron cerca de él. Me han contado muchas historias y me han compartido que yo le hubiera agradado. Así que pienso en eso como un cumplido; ya que no soy la clase de trompetista que trata de tocar todas las notas agudas porque puede, sino que trato de tocar todo el instrumento en relación con la música que me rodea.

Hay algunas filosofías orientales en las que no necesitas estar en la presencia de tu maestro para que él o ella sea tu maestro.  Así que en este sentido ¿sientes que Miles es tu maestro?

Absolutamente.  También todos los maestros de los que se rodeó como Wayne Shorter y Herbie Hancock y todos estos grandes músicos que continuaron su legado ya que no sólo tocan una cosa y hacen mucho dinero, sino que se arriesgan.

De nuevo sobre la música y la educación. Se ha dicho que la música es sobre tradición y pasar esta tradición y conocimiento de generación en generación. ¿Cómo te sientes de ser parte de eso?

Me siento muy honrada de ser una parte de ello. Yo crecí con la tradición del jazz, mi madre era una muy buena pianista. Ella tocaba stride piano  y teníamos toda la música tradicional de Nueva Orleans en casa cuando estaba creciendo. Yo pensaba que todos tenían eso y que era normal, así que mis raíces están realmente en la música clásica y en los principios del jazz. Luego  continué con toda la música que se cruzaba en mi camino que era más actual pero aún tengo un pie siempre en la historia y nunca lo sacaré; pero el otro está explorando todo lo que vino después de eso.

Hablas de la música clásica, el jazz y el dixieland pero sé que también te gusta Jimi Hendrix y algunas cosas más contemporáneas. Así que como te sientes con respecto a las fronteras de los géneros musicales.

Con respecto a las fronteras estaba viendo este documental que sacaron sobre el concierto de la Isla de Wight que dio Miles Davis y creo que sólo hay como ocho “apretados” y luego está el resto del mundo. Están los muy conservadores y luego está la gente que dice “amo a los Beatles, a Louis Armstrong, Joni Mitchell y amo a Bartok y a Stravinsky”, así que siento que fui criada con una mente muy abierta  viviendo en el campo y no veíamos mucha televisión así que aquellas cosas que eran la norma comercial no eran parte de la historia. Creo que eso me llevó a ser un espíritu libre que está abierto a probar cualquier cosa y hacer música de ello. Así que en realidad me siento mal por la gente que no tiene esta apertura para experimentar todos los tipos diferentes de música, de un free jazz muy loco hasta melodías muy simples.

 Finalmente ¿por qué crees que es importante escuchar “Sketches of Spain”? ¿por qué crees que es importante invitar a la gente a ir y escuchar música en vivo?

¡Oh! Esta es una cosa muy rara, digo yo he estado tocando  durante ¿cuántos años? ¿treinta años? y he hecho cada una de estas piezas de Gil Evans una vez. Creo que implica una producción muy grande montar esta música. No es sólo decir “Oh vamos a hacer un concierto con una gran banda ¡vengan!” sino que escucharlo en vivo es totalmente diferente al disco y creo que es mucho más emocionante porque no hay nada de edición y no será la música tal cual como está en el disco vamos a hacerle algunas cosas y darle vida.

Así que podemos esperar algunas sorpresas en el concierto de mañana…

Sí creo que sí.

 

Facebook Comments
Edmeé García, la Diosaloca
Written by Edmeé García, la Diosaloca

He trabajado como ghostwritter, traductora, locutora (107.9 FM) y productora del primer Slam Nacional MX para el Circuito Nacional Poetry Slam MX (2015- jun 2017). He creado múltiples sets de spoken word a lo largo de una década, algunos acompañados de loops vocales y sonoros. También he colaborado con diversos artistas como directores, actores y músicos. En 2011 junto con Iraida Noriega y Leika Mochán formé "Frágil" un proyecto que unió música y poesía. En 2014 circunnavegué el globo a través de 12 países. En 2016 representé a México en el Slam Internacional de la FLUPP (Fésta Literaria das Periferias) de Brasil, ganando el tercer puesto. En 2017 presenté "Respira poesía", mi cuarto poemario spoken word. Actualmente tengo un dueto de spoken word y música experimental con Alda Arita y dirijo #DiosalocaMX y #SpokenWordMX

Leave a Reply