Luminosas reflexiones sobre cómo ser más creativo y encontrar inspiración

Editorial

snowmandala

El último mes del año está aquí: diciembre llegó con vientos fríos y lluvias sorpresivas alternadas con tardes llenas de sol.

Entre los compromisos sociales, las tareas cotidianas y la supervivencia me doy cuenta de lo afortunada que soy de poder gozar de momentos de introspección. El tiempo de asueto- aquel en el que puedes permitirte no hacer nada- se ha vuelto toda una rareza. Los valores de nuestra cultura basada en un ciclo interminable- y esclavizante – de producción y consumismo nos llevan a pensar que debemos mantenernos constantemente en movimiento creyendo que esto nos hará “más productivos”. Sin embargo, esto no es así ya que si estamos ocupados en cuerpo y mente constantemente lo más probable es que en lugar de tener más ideas nos agotemos.

Es justamente ese agotamiento lo que nos indica que debemos tomar tiempo de descanso e introspección. Ya que irónicamente son estas dos cosas las que nos pueden llevar a mayor creatividad y  un mejor desarrollo emocional y mental.  Pero ¿qué es exactamente lo que nos dice que este estado es mejor que el otro? Simple: un estado de claridad psicoemocional se siente bien.

insight

Además  como la claridad es un estado de alerta pero sin tensión vuelve a nuestra mente receptiva a entendimientos, reflexiones e ideas. También nos da energía para emprender cosas nuevas y nos permite inspirarnos. Por cierto, yo creo que eso que ahora se conoce como “motivación” en realidad es inspiración para cultivar la resiliencia. Esa resistencia frente a la adversidad que nos permite seguir adelante con un corazón sincero a pesar de ser ciegos frente al futuro. 

Soy impaciente y emotiva, lo cual me brinda gozos y sufrimientos profundos y privados que me han llevado a buscar respuestas, técnicas, tácticas, estrategias o conocimientos que me permitan vivir consciente. Pues creo que es a través del desarrollo de la autoconsciencia que podemos encontrar verdadera libertad.

Para mí el desarrollar este sitio como un portal para la exploración de la consciencia ya sea a través del estudio, los viajes, la reflexión o la experiencia cotidiana es una forma de recordar mis prioridades y también de adquirir inspiración.  Así que este fin de año me encuentro sumamente agradecida con todos los colaboradores que han sumado sus letras e inspiraciones a diosaloca.mx.

Este año vio nacer columnas como  “Afterpunk” en la que Edgar Khonde explora las posibilidades del futuro a partir de la experiencia presente.  También está “Resonancia”, una columna en la que diferentes autores se rolan para tocar temas relacionados con la creación, producción, ejecución y promoción musical. Por otro lado “Aguamala” nos entrega relatos, memorias, viñetas y reflexiones en las que a través de su alter ego pone palabras a un amplio abanico de emociones, siempre ilustradas por las atinadas imágenes de Cecilia León.  Otros colaboradores  como Aurelio Meza y  Javier Moro , nos narraron su experiencia viviendo en el extranjero y las satisfacciones y sufrimientos de un promotor cultural respectivamente.

 

Hands-together-

Espero que el siguiente año traiga más colaboraciones y agradables sorpresas para todos, pero mientras tanto les deseo felices introspecciones y les dejo un poema lleno de inspiración.

Mirando la luna

al amanecer

solitaria, a medio cielo,

me conocí completamente

ninguna parte fue excluida.”

Izumi Shikibu (974-1034)

 

Facebook Comments
Written by Edmeé García, la Diosaloca

He hecho poesía en voz alta y trabajado como escritora, traductora y locutora (107.9 FM). Con Iraida Noriega y Leika Mochán formé "Frágil" un proyecto que unió música y poesía. Soy la jefa editorial de diosaloca.mx y colaboro con diferentes medios y portales. En 2014 le di la vuelta al mundo a través de 12 países de oeste a este.

Leave a Reply