Una antiépica: Batman y Superman no salvarán el mundo

Afterpunk, Columnas

Batman y Superman

Wonder Woman parece edecán de Telmex, Batman es tan lento que sus enemigos tienen que detenerse a cada instante para no hacerlo ver mal.

¿Superman? Nada, Alicia tenía razón, pero eso yo ya lo sabía, confío en su criterio cinéfilo, cinematográfico, o la palabra que sea que designe el gusto para ver pelis. Tenía razón cuando me recomendó no ir a verla porque parecía un chick flick. Lo que pasa es que a veces no le hago caso y me largo al cine. Pero bueno, total, tampoco es que tuviera otra cosa mejor que hacer.

Después de haberla visto, tengo claras un par de cosas: Que quienes han planeado el universo Marvel en su versión cinematográfica son mejores contadores de historias. Y que el Batman de Christian Bale —sobre todo el de contra el Joker de Heath Ledger— es un Batman que jamás podrá ser igualado.

La cosa con contar historias es que se necesitan buenos contadores de cuentos. No es suficiente un presupuesto descomunal, actores renombrados o guapos o populares, ni efectos especiales del futuro. No es suficiente con tener el mejor estudio y la mejor historia, hace falta siempre alguien que sea capaz de decir y enamorar al espectador mientras articula el encantamiento: “Hace mucho tiempo”.

El cine no es otra cosa que una extensión o soporte de la literatura, hasta que no se decida que no es así o hasta que el cine sea de verdad cine. Y en la literatura existen ciertos elementos que forzosamente tienen que converger para convertir un texto cualquiera en un relato de esos que rompen al lector. La peli de Batman v Superman  lo máximo a lo que podrá aspirar es a no aburrirnos. Y bueno, claro, a facturar millones de dólares, que es en realidad su objetivo. El filme podrá romper cualquier cantidad de récords en las taquillas, pero no quedará en la memoria de nadie, es probable que sea desechado como una bolsa de plástico de supermercado.

Batman y Superman

Y es que tal vez lo que ha fallado en BvS es la cuestión de la épica, vamos, porque es una historia sobre superhéroes , metahumanos, extraterrestres, y no hay un solo acto heroico en toda la película. Hablo por mí, no soy un fan de los cómics, aunque sí de los relatos mitológicos. No me importa que las versiones cinematográficas se ajusten o no al cómic. No me importa que los disfraces difieran de los originales, o que los superpoderes y habilidades, enemigos sean distintos. Yo quiero ver cómo se despedaza el mundo, el hombre, el individuo. Pero acá no pasa eso. Nunca se siente el peligro, la zozobra. Batman, Ben Affleck, es incapaz de sostener la trama, sus nervios lo traicionan, está más preocupado por distanciarse de Bale que por la película. Superman es un regular actor secundario, aunque comprendo que como principal la hubiera cagado. Wonder Woman quizá hubiera podido hacer más, pero enfundada primero en sus outfit de súper modelo y luego como cheerleader resulta imposible. Laurence Fishburne aparece en su papel de Morfeo. ¿Qué demonios hace Morfeo en el universo DC? Si Jeremy Irons hubiera salido en el 50 por ciento de las escenas, seguramente estaríamos hablando sobre una de las mejores películas de superhéroes, la cosa es que Irons interpreta a Alfred.

No voy a equivocarme en esto que diré: DC tiene la batalla perdida contra Marvel en lo que respecta a equipos de superhéroes. Si acoto mi comentario es porque falta por ver qué pasará con el Suicide Squad, además en lo que respecta a héroes en solitario, la trilogía del Dark Knight es de otra dimensión, de otra liga.

 

Por ahí en algún sitio de comiqueros leí que Superman es el personaje más complejo que existe en el universo, es probable que tengan razón. Todos los dioses —personajes— de todas las religiones —mitologías— son malvados, Superman es el único boy scout de la familia.

Seguramente ningún superhéroe podrá contra todo el mal, es probable que sólo la música nos salve.

 

Facebook Comments
Khonde
Written by Khonde

Redactor y lingüista aficionado. Gusta del fernet-branca, la literatura y la buena comida. Actualmente escribe para Yaconic, La Jornada, Fang, Radio Zacatecas. Como investigador desarrolla un tema que ha dado por llamar Ingeniería de la escritura. Su signo zodiacal es leo, le gustan los zombies y escribirle cartas a Alicia.

Leave a Reply